Embutidos típicos de Menorca…
…Embutidos con una tradición.

Los que formamos parte de Embotits Raima siempre hemos creído que los métodos heredados y la excelencia en la materia prima son la forma de conseguir unos embutidos de primera calidad. Des de los inicios, estos han sido nuestros pilares y, gracias a ellos, al fundador de Embotits Raima, Rafael Moll Bagur, se le concedió la CARTA DE ARTESANO y, posteriormente, la de MAESTRO ARTESANO. Además, en los últimos años, la empresa ha recibido la distinción de EMPRESA ARTESANA. Con esta distinción, se demuestra que el respeto a las tradiciones y el trabajo bien hecho no tan solo se reflejan en la calidad del producto sino también en el reconocimiento insular.

Más

 

Embotits Raima, embutidos de Menorca

Tienda online

Nuestros productos

SOBRASADAS

La sobrasada es un embutido típico de las Islas Baleares que en Raima elaboramos con carne de cerdo cuidadosamente seleccionada. Ésta, se mezcla con sal y pimentón dulce y picante, se embute en una tripa natural de cerdo y se deja curar para que adquiera su característico color, aroma y gusto. Hay varios tipos según el grado de curación y la tripa en la que se embute.

Entra

‘CARN-I-XULLA’

La carn-i-xulla es un embutido de carne magra y tocino de cerdo, picada y mezclada con pimienta negra y otros condimentos. Requiere una elaboración muy delicada y necesita una cruación mínima de 3 semanas para que su textura sea la óptima.

Entra


‘CUIXOT’

El cuixot es un embutido elaborado con diferentes partes del cerdo, básicamente, las vísceras. Éstas, se cuecen, se pican y se mezclan con especias. La pasta obtenida se envuelve con la misma piel del cerdo y se cose a mano obteniendo un embutido de forma muy característica. Se cuece unas 4 horas y así ya queda listo para el consumo. No necesita curación.

Una de las especias utilizadas, la que más destaca, es el hinojo, la cual le proporciona un aroma y un gusto inconfundible. En Menorca se come tanto en crudo como en guisados o a la plancha.

Entra

‘BOTIFARRONS’

Distinguimos el butifarrón blanco y el negro. El negro es la misma pasta del cuixot, pero envuelto en una tripa natural de cerdo. El blanco, por su lado, es la misma materia prima cocida pero con otras especias, entre las que destacan la canela y la nuez moscada. Además, al butifarrón blanco no se le añade sangre de cerdo tal y como se hace con el cuixot y el butifarrón negro. El butifarrón blanco se envuelve en una fina tela de grasa del mismo cerdo.
Los butifarrones son embutidos cocidos que no necesitan curación y se comen tanto crudos como a la plancha o en guisos.

Entra